Triste verdad…

YA ES HISTORIA…[1]

El problema palestino-israelí, es un problema complejo e histórico que los grandes intereses han fomentado y alentado durante años desde la injusta división de 1948 que ha sido fuente de una inestabilidad y enfrentamientos crecientes.

Todo lo demás se conoce, yo entonces estaba terminando en la Universidad, cuando entro en juego la guerra de los seis días[2], que ya sabemos cómo terminó y, que abrió el paso a la confrontación entre los dos bloques de entonces – URSS y EE.UU – con un caudal desmesurado de recursos económicos y militares de los más poderosos en beneficio del nuevo estado israelí, creciente y constante desde entonces, sin el menor control, ni freno de la ONU – a pesar de las Resoluciones del Consejo de Seguridad – que Israel se ha pasado por el “arco del triunfo” y la división entre los países árabes en detrimento y sufrimiento del pueblo palestino.

Poco queda que hacer para los que no tenemos más que expresar, siempre con cuidado, por el inmenso poder de los PODEROSOS, nuestras opiniones.

Vale esta imagen para darnos cuenta como se extermina a un pueblo, con la complicidad y connivencia de los gobiernos acomodados de “occidente”, y que hoy el acuerdo USA-ISRAEL sentencia para siempre.

 

Referencias:

[1] Un escrito que escribí a un amigo hace años, durante una de las crisis de exterminio del pueblo palestino.

[2] La guerra de los Seis Días —también conocida como la guerra de 1967 o la guerra de junio de 1967— fue un conflicto bélico que enfrentó a Israel con una coalición árabe formada por la República Árabe Unida —denominación oficial de Egipto por entonces—, Siria, Jordania e Irak entre el 5 y el 10 de junio de 1967.