Se tiñen de luz…

QUIERE AMANECER

La elección de palabras y la fluidez de las imágenes

pintan un cuadro poético, lleno de emoción y serenidad.

Quiere amanecer,

el sol despierta con pinceles de oro,

pintando el horizonte, como un cuadro sonoro.

Con los primeros destellos se rompe la penumbra,

acariciando las sombras, despidiendo la noche,

el silencio se quiebra con susurros de luz.

El cielo se viste con tonos de fuego,

como un lienzo encendido, en celestial juego,

las aves entonan su canción matinal,

notas de esperanza en el aire celestial.

El rocío danza entre hojas y flores,

como lágrimas de la noche, joyas de amores,

mientras asciende, un rey en su trono de cielo,

despierta la tierra con sus cálidos destellos.

Montañas y valles se tiñen de luz,

la aurora revela su magia, su cruz.

Es un renacer, un ciclo sin final,

el amanecer, un poema celestial.

En este lienzo efímero de colores,

se escribe la historia de nuevos amores.

El día despierta con promesas de sueños,

en el dulce poema del amanecer risueño.

Santander, 20 de enero de 2024