Sangre y lagrimas excesivas…

UNA GUERRA CONSTANTE Y DRAMATICA: NUEVA FUENTE DE TENSION MUNDIAL

Nos hemos levantado con un nuevo foco de tensión y guerra mundial, sangre, sudor y lágrimas excesivas. Un conflicto histórico entre Israelitas y Palestinos. Lleno de injusticias y de incomprensiones, de complicidades y de tibiezas de conductas, de falsedades y manipulaciones han sido las claves de estos ya largos años.

Habría que ir a los Acuerdos de Oslo de 1993 y su impacto en el conflicto, así como su legado en el proceso de paz.

O quizás evaluar con justicia la situación humanitaria en la Franja de Gaza, incluyendo la ocupación israelí, el bloqueo, y los problemas sociales y económicos que enfrentan los palestinos en la región.

Explorar la importancia de Jerusalén en el conflicto, tanto para israelíes como palestinos, y cómo las disputas sobre la ciudad han influido en las tensiones a lo largo de los años, con el involucramiento del papel de diferentes actores internacionales, como Estados Unidos, la Unión Europea, y otros, en un conflicto intenso y los fallidos intentos de justa mediación.

La vida cotidiana en Cisjordania bajo ocupación israelí, incluyendo los controles militares, los asentamientos y las restricciones a la movilidad, son crueles e inhumanas. Generador de la aparición e influencia de los grupos extremistas palestinos e israelíes en el conflicto que han contribuido a una escalada de violencia, que nos traen a estos límites.

Se me escapa, a mis modestos conocimientos y entender del conflicto las fórmulas para alcanzar una solución de dos estados y las diferentes perspectivas sobre el camino hacia la PAZ.

Nadie puede negar la influencia del conflicto entre Israel y los palestinos en la geopolítica mundial, pero en especial en la región del Medio Oriente, incluyendo las relaciones con otros países árabes y sus dinámicas regionales.