Recuerdos del abuelo…

RECUERDOS DEL ABUELO

Parroquia de Santa Lucia de Santander (Consagrada en 1868)

Según anécdotas y relatos hechos al primo Ricardo –Ricardito- Capote Morejón, por personas que conocieron y/o trabajaron para el abuelo Arcadio relatan: “que Arcadio era un creyente convencido, y que el 4 de diciembre (Santa Bárbara) y el 17 de diciembre (San Lázaro) lo celebraba, pero en especial todos los años el 13 de diciembre, día de Santa Lucía, se sacrificaba una res y un cerdo y se celebraban las fiestas de esa Santa, a la que asistían cientos de personas”.

Era una tradición heredada de su madre, Dª. Tomasa Pereda, que debido a que Arcadio recién nacido tuvo una afección ocular, quizás producto de alguna infección –tipo conjuntivitis neonatal- se encomendó a la Santa para que por su intervención le sanara. Este hecho, casi milagroso, hizo que el abuelo siguiera con la tradición, durante TODA su vida de celebrar con fiestas el día de Lucia de Siracusa[1].

Como orgulloso nieto de Arcadio Capote Perera, he tratado durante estos últimos años, de reverdecer la tradición del abuelo, y desde mis condiciones actuales participar en la Misa Solemne que se celebra en la Iglesia-Parroquia de Santa Lucia[2] en esta ciudad de Santander. Una modestísima forma de testimoniar mi eterno recuerdo espiritual a su figura y continuar de manera modesta pero profundamente espiritual, el agradecimiento a la Santa por su sanación milagrosa del padecimiento visual del abuelo en su etapa más temprana de vida.

Conmemorar este especial recuerdo de las fiestas del abuelo Arcadio por el Dia de Santa Lucia, en esta Iglesia, tiene para mí, un especial significado, porque en ella, bajo la misma cúpula en 1879, oyó misa nuestro José Martí, durante su segunda deportación, junto a su madrina y benefactora, Dª. Marcelina Aguirre, residente en el edificio de enfrente, en la actual Plaza de Pombo.

Con esa carga simbólica y mis peticiones al Altísimo, por TODOS los seres queridos ausentes, patenticé este bello recuerdo, en medio de una tarde borrascosa de frio otoñal.

Jorge A. Capote Abreu

Santander, 14 de diciembre de 2023

Referencias:

[1] Santa Lucía (Siracusa, 283- Siracusa, 304) fue una mártir cristiana, que padeció el martirio durante la persecución de Diocleciano. Es venerada en la Iglesia católica, ortodoxa y luterana. Es una de las ocho mujeres (incluida la Virgen María) conmemoradas explícitamente por los católicos en el Canon de la Misa. Es una de las vírgenes mártires más conocidas, junto con Ágata de Sicilia, Inés de Roma, Cecilia de Roma, Bárbara de Nicomedia y Catalina de Alejandría.

[2] La Parroquia de Santa Lucia de Santander, cumplió en 2018 el 150 aniversario de la consagración de su templo.