Primera gran derrota…

Playa Girón – Cuba, abril de 1961

Estamos a horas de conmemorar los 63 años de la invasión de mercenarios de la CIA bajo la protección y tutela del Gobierno norteamericano, desembarcaron en Girón (Bahía de Cochinos) (https://es.wikipedia.org/wiki/Invasi%C3%B3n_de_bah%C3%ADa_de_Cochinos), en abril de 1961, para intentar crear una cabeza de playa, formar un gobierno provisional que reemplazara al de Fidel Castro y buscar el apoyo de la OEA y el reconocimiento de la comunidad internacional. La acción acabó en fracaso en menos de 65 horas. Fue completamente aplastada por las milicias y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba (FAR). Más de un centenar de soldados invasores murieron, y el ejército cubano capturó a 1200, junto con importante material bélico.

Fueron momentos tensos y dolorosos para el pueblo cubano y su naciente revolución socialista. La invasión respondía a un plan elaborado desde 1960, cuando el entonces presidente de EE.UU., Gral. Dwight D. Eisenhower, ordenó a la CIA la organización de una unidad de guerrilla compuesta por exiliados cubanos, con el propósito de derrocar a la Revolución cubana. En esta empresa, la CIA tenía la responsabilidad de coordinar acciones de inteligencia con grupos contrarrevolucionarios dentro de Cuba que pudieran facilitar la invasión, pues se confiaba en levantamientos populares contra la Revolución y en deserciones masivas en sus fuerzas.

Todo comenzó en la madrugada del sábado 15 de abril de 1961[1] cuando aviones A-26, con bandera cubana en el fuselaje, bombardearon los aeropuertos militares de Ciudad Libertad en La Habana, la base aérea de San Antonio de los Baños y el aeródromo Antonio Maceo de Santiago de Cuba, con el resultado de 5 aviones gubernamentales destruidos: un Sea Fury y dos B-26 (en San Antonio de los Baños), y dos aviones de transporte (en Santiago de Cuba). Sin embargo, el ataque sobre Ciudad Libertad solamente destruyó dos antiguos aparatos P-47 Thunderbolt que eran ya inservibles para las fuerzas aéreas cubanas.

Los bombardeos provocaron la muerte de siete personas y 53 heridos, la mayoría civiles, por el ametrallamiento a barriadas de los alrededores de Ciudad Libertad, además de los daños materiales, aunque los atacantes no lograron destruir tantos aviones como esperaban.

El ataque a los aeropuertos cubanos fue el preludio de la invasión mercenaria que acontecería la madrugada del 17 abril por Playa Girón y Playa Larga, ubicadas en la occidental provincia de Matanzas.

Luego de 60 horas de duros combates fueron derrotados los mercenarios que, se rindieron en Playa Girón (https://es.wikipedia.org/wiki/Playa_Gir%C3%B3n) al atardecer del día 19 y esta acción representó la primera gran derrota del imperialismo en América Latina.

Más de seis décadas transcurrieron desde esos hechos y Estados Unidos aún continúa intentando asfixiar a la nación caribeña, en esta ocasión con sanciones económicas, el recrudecimiento del bloqueo y la inclusión de Cuba en la unilateral lista de países patrocinadores del terrorismo.

 

JACA – Santander, abril de 2024

Referencias:

[1] Ocho aviones B-26 partieron de Puerto Cabezas, Nicaragua, con el objetivo de destruir, en tierra, la modesta aviación cubana y para asegurar la impunidad de otras incursiones enemigas por vía terrestre.