Poema de tributo…

A LA SOMBRA DE UN FRAMBOYAN[1]

Me despido de tu sombra, mi querido framboyán….

Me despido de tu sombra y

de lo que bajo de ella me has permitido soñar…

Me despido de tu sombra,

sin quererla dejar, sabiendo que

sólo en tus sombras mis sueños,

sólo aquí los puedo encontrar.

Me despido de tus sombras y

también de tus olores y de la brisa,

testigo fiel de mis recuerdos

que siempre me has sabido guardar.

Pero en mi despedida se va tu bienvenida,

Se despide mi corazón, pero tu esencia perdura,

Sólo aquí los puedo encontrar,

En el eco del viento que tus ramas abrazan,

y en ella se encierra tu siempre feliz acogida.

                                               Santander, enero de 2024.

Referencias:

[1] En recuerdo de mi despedida de casa de mi prima China (Iraida Pomares Capote) en Julio de 2019. Algo me decía que aquella sería la última vez, que tendría el placer de su compañía y de su familiar amor.

[2] Framboyán de Madagascar (Delonix regia), es un árbol de la familia de las fabáceas. Es uno de los árboles más coloridos del mundo por sus flores rojas, anaranjadas, y por su follaje verde brillante puede llegar a medir hasta 12 m. En América Tropical se considera como especie exótica ornamental, por lo que tiene una distribución amplia. Su hábitat natural son las selvas secas caducifolias. Su aprovechamiento por el humano es amplio y depende de la cultura del país en el que se encuentre.