Obra postuma del arquitecto cántabro…

La casa de Allende en Madrid1917

La «casa de Allende» en la carrera de San Jerónimo y plaza de Canalejas, en las llamadas Cuatro Calles, en Madrid (1916-20), fue proyectada por el arquitecto cántabro D. Leonardo Rucabado Gómez para su propietario D. Tomás de Allende y Alonso, ilustre senador del Reino, que le encargó construir en Madrid. D. Tomás «dio carta blanca al insigne Rucabado, en una época en que todo el mundo se retraía de la construcción, tanto por la enorme carestía de los materiales, como por las grandes dificultades que surgían continuamente a causa de la situación social«. Fue su obra póstuma, pues Rucabado falleció antes de su terminación, por lo que fue concluida por los arquitectos Ramiro Sáinz Martínez [1] y Pedro Cabello Maíz [2], que se habían estado encargados de la dirección de obra desde el principio y a quienes Torres Balbás considera discípulos de Rucabado, contando con cerámica del taller de Daniel Zuloaga Boneta tanto en el portal como en el exterior de la torre.

De esta obra y de su autor hay numerosos artículos y libros que le referencian con lujos de detalles, algunos de especial subrayado del especial y cuidadoso uso de los materiales resaltado por Leopoldo Torres Balbás en 1918, o Vicente Lampérez [3] que exalta la maestria del autor en «la forma magistral que supo aunar las tendencias de su pensamiento en aquella fachada en la que hay atlas columnas ‘gigantes’, las conchas salmantinas en los paramentos de ladrillos, una “solana” montañesa, elementos renacientes y tendencias barrocas, envuelto todo en una elegancia y una riqueza completamente modernas y ultra europeas». 

La torre cilíndrica rematada en alto chapitel tiene su alzado de orden dórico y por encima jónico, con un falso remate donde hay esculturas de heraldos y un «ático» que enmarca un escudo de armas. En la parte superior hay un mirador con arcos de medio punto sobre pilastras y, por encima un friso pseudórico con metopas y, el alto chapitel empizarrado que parece homenaje al barroco madrileño… y también resonancias catalanas: Jose Puig y Cadafalch o la casa de Antonio Rocamora en el Paseo de Gracia de Barcelona (1915).

Esta bella obra del Arquitecto Rucabado, en el corazón de Madrid, con estilo de la arquitectura cantabra, netamente española con tendencias francesas en boga en su época, deja al observador asombrado por la majestuosidad del edificio y su ornamentación escultórica exuberante.

Dr. Jorge A. Capote Abreu

 

Referencias:

[1] Ramiro Sáinz Martínez (1887-1974) fue arquitecto municipal de Santander.

[2] Pedro Cabello Maíz (1888-1973) obtiene el título de arquitecto en 1915, desarrolla su actividad profesional en Gijón.

[3]  Vicente Lampérez en «Arquitectura«. año I, nº 8, diciembre de 1918, pp 217-224.

[4] «La última obra de Rucabado«, Arquitectura, diciembre de 1918; recogido por GONZÁLEZ DE RIANCHO, Javier: Rucabado„„ pp. LXXXIX-XCI

[5] Rodriguez Sanchez, Antonio: «Aplicación de los aparejos en las fachadas de fábrica vista de Madrid durante la primera mitad del siglo XX desde la configuración constructiva del muro y la influencia de la coordinación dimensional de la pieza”-, 1 Jornada Nacional de Investigaciones en Edificación. E.U. Arquitectura Técnica, Universidad Politécnica de Madrid. 10.11 de mayo de 2007.

[6] Gay, Rafael, “La arquitectura moderna en Madrid. Una obra notable del malogrado arquitecto Leonardo Rucabado”, la Esfera, n’’ 368, 22 de enero de 1921, PP. 25-26.

[7] Roda, Damián: “Recuerdo a Rucabado”, en RODA, Damián (dir.): la Arquitectura moderna en Bilbao. Bilbao, 1924, pp. 55-58. Reed. Con introducción de Basurto Ferro, Nieves, Bilbao, Delegación de Bizkaia del COAVN, 2005.

[8] Pérez Rojas, Javier: Art déco en España. Madrid, Cátedra, 1990, pp. 342-344.

[9] M.A. Aramburu-Zabala: «Leonardo Rucabado y la Arquitectura Española 1875-1918», Real Sociedad Menendez Pelayo. ·El triunfo del «Arte arquitectonico español». La casa de Tomás Allende en Madrid. pp. 378-384