MAS ARMAS PARA LA GUERRA

Desde febrero de 2022, vivimos con la constante preocupación del crecimiento acelerado de la escalada belicista del conflicto ucraniano. Occidente sostiene a Kiev en lo político, financiero y en la entrega de armas en cantidades nunca antes vista en lo que va de siglo en un conflicto bélico, pero evitan implicarse directamente. Nadie menciona los consejeros militares de diferentes países que actúan directamente sobre el terreno. Mi gran temor es que, de seguirse enviando armas, asesores y apoyo financiero, aumente la escalada del conflicto e incluso pueda llegarse a un conflicto global de escala indeseable.

Fuertes combates se han desarrollado en Bajmut o Artemiovsk, implantada en una región de cultura rusa ancestral, donde la guerra de trincheras tomo cuerpo, mientras ahora se espera la contraofensiva ucraniana.

Nunca antes en la historia, al menos de lo que he podido indagar, se había enviado tanto armamento a un país en conflicto para continuar la guerra. «Mas del 60% del armamento enviado por Occidente se ha desviado, según informaciones de prensa, hacia Kosovo y Albania para alimentar grupos armados en otros teatros de operaciones»[1]

No soy un experto en casi nada, pero menos aun en armas y en guerras, pero es obvio que las armas no son bienes o mercancías de común y corriente uso. Los países tienen regulaciones para la venta o entrega de armas sin una autorización especial al respecto. Y en los Estados receptores del armamento deben existir legislaciones específicas de control además de certificaciones de uso, que exige el país vendedor. Se trata de garantizar que el armamento objeto de la transacción no será utilizado para agredir a un tercero en violación de la Carta de la NN.UU.

Un cierto temor es que fuerzas paragubernamentales de nacionalistas integristas puedan hacerse con parte del armamento cedido y desencadenar una escalada apocalíptica del conflicto.

Hace unos días leí en el Washington Post, que las revelaciones de la llamada Discords Leaks[2], “el presidente ucraniano Zelenski propuso hace meses al Pentágono lanzarse a la conquista de localidades rusas próximas a la fronteras ucranianas”.  Me asusta cuando además leo, que el presidente ucraniano, recaba de la UK y de los Países Bajos, la entrega de los modernos cazabombarderos F-16.

La semana pasada, Mig-29 ucranianos armados de misiles cruceros franco-británicos SCALP/Storm Shadow lograron destruir aviones rusos y dos helicópteros estacionados en un aeródromo militar, cerca de Berdiansk[3].

“Un sistema de defensa aérea Patriot probablemente sufrió daños, aunque no quedó destruido, luego de un bombardeo de misiles rusos en Kiev y sus alrededores la madrugada de este martes, hora local”, dijo un funcionario de Estados Unidos a CNN[4].

Mi gran temor es que la escalada, sigue y se incrementa, quizás, sin que podamos hacer más, que implorar al Altísimo para que la sensatez, la prudencia y la PAZ se imponga en la mente y el corazon de los que tienen la capacidad de hacerlo.

Referencias:

[1] Thierry Meyssan– https://www.voltairenet.org/article219333.html

[2] Jack Teixeira, un joven miembro de la Guardia Nacional Aérea de Massachusetts, fue acusado en la investigación de las filtraciones de cientos de páginas de inteligencia militar clasificada.

[3] http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/defensa/40770-ucrania-el-momento-de-la-verdad

[4] https://cnnespanol.cnn.com/2023/05/16/estados-unidos-sistemas-antimisiles-patriot-ataque-rusia-kyiv-trax/