Martí, faro de luz…

Martí, Faro de luz, para los cubanos….

José Martí nuestro ilustre poeta, escritor y apóstol de nuestra independencia, es fuente de FUERZAS, de ALTISIMOS PENSAMIENTOS y siempre FARO DE LUZ para los cubanos. En una de las que denominó VERDADES ESENCIALES, nos legó, esta bella reflexión de libertad, identidad y humanidad. Una visión única y trascendental sobre la verdadera esencia de la vida y la misión fundamental de la humanidad:

No hay, pues, que emprender ahora cruzada para reconquistar el Santo Sepulcro. Jesús no murió en Palestina, sino que está vivo en cada hombre. La mayor parte de los hombres ha pasado dormida sobre la tierra. Comieron y bebieron; pero no supieron de sí. La cruzada se ha de emprender ahora para revelar a los hombres su propia naturaleza, y para darles, con el conocimiento de la ciencia llana y práctica, la independencia personal que fortalece la bondad y fomenta el decoro y el orgullo de ser criatura amable y cosa viviente en el magno universo[1].

En esta reflexión, Martí nos invita a trascender las concepciones tradicionales de la religión y la historia, proponiendo una cruzada contemporánea y atemporal. A través de la metáfora de la cruzada, Martí sugiere que el verdadero desafío y propósito de la humanidad, no radica en conquistar territorios lejanos, sino en emprender un viaje interior para descubrir y comprender la propia naturaleza.

Martí destaca que Jesús, en lugar de estar confinado al pasado en la Palestina histórica, está vivo en cada ser humano. Esta idea refleja una perspectiva más universal y humanista, donde la divinidad yace en la esencia de cada individuo. Martí nos anima a despertar de la apatía y la indiferencia, instándonos a reconocer nuestra propia existencia de una manera más profunda y significativa.

El Maestro aboga por una “cruzada” actualizada, no centrada en conquistas externas, sino en la revelación de la verdadera naturaleza humana. Martí propone que esta cruzada se lleve a cabo mediante el conocimiento de la ciencia llana y práctica. Aquí, la ciencia se presenta como una herramienta para iluminar las mentes, empoderar a las personas y fomentar la independencia personal.

La independencia que Martí busca no es solo política, sino también interna. Busca fortalecer la bondad inherente a cada individuo y fomentar el decoro y el orgullo de ser una criatura amable y parte viva de un universo magnífico. En este sentido, Martí aboga por una educación que no solo transmita conocimientos, sino que también cultive la ética y la conciencia.

Martí nos inspira a buscar una comprensión más profunda de nosotros mismos y, a emprender una cruzada interior en busca de la verdadera esencia humana. A través del conocimiento y la independencia personal, nos invita a despertar y a contribuir a la nobleza y grandeza de la existencia en el vasto universo.

Jorge A. Capote Abreu

Santander, 27 de diciembre de 2023

Referencias:

[1] JM Obras Completas, OC, t. 8, p. 289- Editorial Ciencias Sociales, La Habana, Cuba 1975