IA y lo demas…

La IA y ChatGPT

Acabo de pasar dos cursos On-Line de IA[1] y de ChatGPT[2], buscando no quedarme en la obsolescencia digital absoluta y tratando de conocer e interpretar las aristas positivas y negativas de esta nueva herramienta que Greg Brockman, Elon Musk, Sam Altman, Ilya Sutskever y otras figuras destacadas de la industria tecnológica fundaron en 2015: OpenAI

Es por lo tanto, sin dudas, una herramienta novedosa pero llena de incógnitas para los usuarios más diestros y capaces y con inmensas nebulosas para los más profanos.

Noam Chomsky el famoso lingüista, filosofo, científico cognitivo, historiador, critico social y activista político, mundialmente conocido, en un artículo en The New York Times del pasado 8 de marzo de 2023[3], dejo sus sabias huellas sobre esta nueva herramienta del mercado informático.

La mente humana no es, como ChatGPT y sus semejantes, una máquina estadística glotón para el reconocimiento de estructuras, que se traga cientos de terabytes de datos y se arrebata la respuesta más plausible a una conversación o la más probable a una pregunta científica.” Asegura en uno de sus párrafos. Y agrega: “Al revés… la mente humana es un sistema sorprendentemente eficiente y elegante que opera con una cantidad limitada de información. No trata de lesionar correlaciones sin editar a partir de datos, pero trata de crear explicaciones. [… ]

Dejemos de llamarlo “Inteligencia Artificial” y llamémoslo por lo que es: “software de plagio”, afirma y continua diciendo: “No creas nada, copia obras existentes de artistas existentes y alterarlas lo suficiente para escapar de las leyes de derechos de autor. Es el mayor robo de propiedades desde que los colonos europeos llegaron a tierras nativas americanas”.

Las sabias palabras de Noam Chomsky, no le quitaran el protagonismo a la IA, porque son sus redes neuronales, las que se encargan de “aborregarnos” y “manipularnos”, a través de las redes, y manipularnos con sus mecanismos alienantes.

Todo está en marcha, desde hace más de 15 años, se vienen haciendo inversiones de cifras astronómicas, se ha ajustado la trama empresarial con cambios de nombres, objeto social y staff para garantizar el objetivo programado. Se han creado las infraestructuras tecnológicas monstruosas, que permiten procesar magnitudes inimaginables de información, cuyas expresiones son sólo entendibles para lo que se está materializando hoy.

La IA hoy en día, cuenta con TODO lo necesario para la manipulación global de la economía, la producción industrial, el comercio internacional y las actividades humanas. Según la Doctrina del Shock, que magistralmente expuso Noemi Klein en su libro[4] encontró en la pandemia del COVID-19 (sigo pensando que creada artificialmente) el instrumento para producir los impactos suficientes en la psicología social mundial para, a partir de ese desastre o contingencia, provocar conmoción y confusión, que permitieran hacer las reformas impopulares que fueren necesarias e introducir la Internet de las cosas (IoT), cuyas herramientas son el 5G y la IA.

Lo demás es fantasía y falacia, válidas para el embobecimiento reinante.

Según el tipo de tecnología de IoT, las personas o los sistemas de inteligencia artificial y aprendizaje automático (IA/ML) pueden analizar estos datos casi de inmediato o durante cierto tiempo. Vamos, que dentro de poco, solo tener un «device» de 1,000 € ó USD en el bolsillo, y lo demás te lo inducen u obligan a hacer, y FELICES….

El articulo de Chomsky, lanza un mensaje inequívoco: “los avances supuestamente revolucionarios de la IA son motivo, tanto de preocupación como de optimismo. Optimismo porque la inteligencia es el medio con el que resolvemos los problemas. Preocupación porque tememos que la cepa de la IA más popular y de moda (el aprendizaje automático) degrade nuestra ciencia y envilezca nuestra ética al incorporar a nuestra tecnología una concepción, fundamentalmente, errónea del lenguaje y el conocimiento.” No deja de tener razón, Chomsky, “ChatGPT de OpenAI, Bard de Google y Sydney de Microsoft son maravillas del aprendizaje automático”. Mentes mecánicas que superan a los cerebros humanos, no solo en velocidad de procesamiento, sino también en “perspicacia intelectual, creatividad artística y cualquier otra facultad distintiva del ser humano”.

No me extiendo más, simplemente les recomiendo lean el artículo del NY Times del 8.3.23 que de seguro no les dejara indiferente, frente a estas herramientas novedosas y avanzadas que nos pueden arrastrar: al plagio, la apatía y la obviedad, algo parecido a la banalidad del mal, como le califica Chomsky.

Dr. Jorge A. Capote Abreu

Referencias:

[1] OpenAI es un laboratorio de investigación de inteligencia artificial estadounidense que consta de la organización sin fines de lucro OpenAI Inc. y su corporación subsidiaria con fines de lucro OpenAI Limited Partnership

[2] ChatGPT es una aplicación de chatbot de inteligencia artificial desarrollado en 2022 por OpenAI que se especializa en el diálogo. El chatbot es un gran modelo de lenguaje, ajustado con técnicas de aprendizaje tanto supervisadas como de refuerzo.​ Está compuesto por los modelos GPT-4 y GPT-3.5 de OpenAI

[3] https://www.nytimes.com/2023/03/08/opinion/noam-chomsky-chatgpt-ai.html

[4]The Shock Doctrine” de Noemi Klein (2007) – Editorial Planeta S.A,- todas las ediciones en castellano -, ISBN 978-84-493-2041-5