En las nubes

LOS CENTROS DE DATOS: Los grandes desconocidos

Recuerdo perfectamente cuando en 2013 se destapó el “caso Snowden”, y los revuelos que en la prensa internacional se creó con aquella deserción y sus revelaciones. Me vi varias veces la película documental CITIZENFOUR (https://es.wikipedia.org/wiki/Citizenfour) de la productora y documentalista estadounidense, Laura Poiras[1], para poder entender la jerga técnica y los conceptos que ellos encerraban.

Aunque poseía una cierta formación en cuanto a los principios básicos y algunas experiencias con los gabinetes de rack que tuvimos que instalar en los laboratorios en la Universidad para el procesamiento de los modelos matemáticos y computacionales usados en nuestras investigaciones y software especializados que empleábamos. No alcanzaban a la trama de complejos procesos digitales empleados en los encriptados y redes que se relataban por Snowden (https://es.wikipedia.org/wiki/Edward_Snowden) en el documental. Fue un bautismo de fuego científico, del que aún no salgo, por la velocidad de la aparición de nuevas tecnologías y las up-date constantes de los sistemas empleados.

Cuando salió el libro “Vigilancia Permanentehttps://es.wikipedia.org/wiki/Revelaciones_sobre_la_red_de_vigilancia_mundial_(2013-2015), me lo estudié, para tratar de asimilar con mayor precisión y posibilidades los conceptos de los medios y recursos empleados en la vigilancia masiva que a modo de censo infinito, se ejerce y procesa continuamente en los Centros de Datos (Data Centers) o Nubes[2]. En el capítulo 17 “Un hogar en la nube”, Snowden relata como trabajaba para la CIA, aunque empleado por Dell, y desarrollando su trabajo en Ginebra, relata: “Pobre gente, que pena, gente dulce e inocente… Son víctimas, vigiladas por el Gobierno, vigiladas por las mismas pantallas que adoran”. Y precisa, mas adelante: “Nuestro proyecto principal consistía en ayudar a la CIA a ponerse al día con la vanguardia (o al menos con las normas técnicas de la NSA), construyéndole la mas vibrante de las nuevas tecnologías: una nube privada[3],[4]. El objetivo era facilitar la manera “de que cualquiera, desde cualquier sitio, pudiera tener alcance a cualquier cosa”.

De esta forma en nuestra vida cotidiana “los datos que generamos enriquecen a las empresas privadas que nos los manipulan, empobreciendo nuestra existencia privada” convirtiendo al consumidor en un producto.

Los Data Centers o CPD por sus siglas de centro de proceso de datos, es el centro/lugar/edificio donde se encuentran, los elementos de red, almacenamiento y sistemas de computación que las empresas y otras organizaciones usan para organizar, procesar, almacenar y difundir grandes cantidades de datos. Amazon Web Services (AWS) (https://aws.amazon.com/es/), Microsoft Azure (https://azure.microsoft.com/es-es), IBM Cloud (https://www.ibm.com/es-es/cloud) o cualquier otro proveedor de nube pública, proporcionan servicios de almacenamiento, computarización… con una escalabilidad y modularidad muy flexible y rápida.

Los grandes macrocentros de procesos de datos o gigantes Data Centers están ubicados en China Telecom-Inner Mongolia Information Park[5] (China); Kolos Data Center[6] (Noruega); Centro de datos de Harbin[7], China, Citadel en Reno[8] – Nevada, (EE.UU.), Centro de datos de Utah[9] (EE.UU.); Range International Information Group[10], China; Switch SuperNAP[11], Las Vegas, Nevada (EE.UU.); Otros son: Centro de datos de Microsoft, de Iowa; Lakeside Technology Center, de Chicago y el Tulip Data Center, India.

En la década de los años 90 eran salas de cómputos de apenas un centenar de metros, ubicadas en los espacios que “menos molestaran” y eran operadas por las empresas, organismos o instituciones que les operaban. Hoy los Data Centers (https://en.wikipedia.org/wiki/Data_center) son instalaciones de cientos de miles de metros de superficie, con generación de energías propias o de especial suministros, con unos parámetros tecnológicos de máximas exigencias, en sus sistemas de refrigeración y consumos de energías capaces de satisfacer las exigencias de conectividad y servicios que se le exigen.

En el video que les muestro a continuación se dan una idea de estas instalaciones.

JACA – Santander, marzo 2024

 

Referencias:

[1] Laura Poitras es una documentalista y productora estadounidense. Reside en Nueva York y Berlín. Poitras ha recibido numerosos premios por su trabajo. Citizenfour ganó el Óscar al mejor documental largo de 2014.

[2]  Las nubes o computación en la nube, se define como una red de servidores informáticos capaces de proporcionar diversos servicios a través de Internet, tales como almacenamiento, software, redes y bases de datos, permitiendo acceder a ellos en el lugar y el momento en que se necesiten.

[3]Permanent Record” de Metropolitan Books de Edward Snowden traducido como “Vigilancia permanente” por Editorial Planeta en 2019 – ISBN 978-84-08-21556-1 – referencia de la página 258.

[4] Los tipos de nubes que existen son: Nube Pública, Nube Privada, Nube Hibrida, Nube Comunitaria.

[5] China Telecom-Inner Mongolia Information Park, que cuenta con una superficie total de 1 millón de metros cuadrados, más de lo que ocupan 223 campos de fútbol. El coste de su construcción, allá por el año 2013, fue de 3.000.000.000 de dólares. Está ubicado en el Parque de Información de Mongolia Interior, en la ciudad de Hohhot. Una localización ideal para albergar uno de los Data Centers más grandes del mundo.

[6] Kolos Data Center, la compañía noruega Kolos ha diseñado el que se convertirá en el mayor centro de datos del mundo que alcanzará una potencia de más de 1.000 megavatios en 2027 y una superficie de 600.000 metros cuadrados.

[7] El Centro de datos de Harbin es otro de los referentes tanto en Asia como en el resto del mundo. Sus instalaciones de 663.000 metros cuadrados lo convierten automáticamente en uno de los centros de datos más grandes que conocemos hoy en día.

[8] Como primera mención a los Data Centers más grandes de Estados Unidos, el Estado de Nevada cuenta con The Citadel y sus más de 675.000 metros cuadrados de superficie. Estas instalaciones ofrecen una potencia de 650 MW.

[9] También en la parte oeste de los Estados Unidos, encontramos los casi 140.000 metros cuadrados con los que cuenta el centro de datos de Utah, otro de los Data Centers más grandes de este país. Esta instalación fue diseñada con el fin de almacenar un gran volumen de datos, estimado en exabytes, para impulsar la Iniciativa Nacional Integral de Ciberseguridad (CNCI)

[10] Range International Information Group, es otro de los centros de datos más grandes que se encuentran en China, con más de 585.000 metros cuadrados. Se trata de un centro de procesamiento de datos de propiedad estatal, ubicado en Langfang, y lo utiliza principalmente el Gobierno chino.

[11] El Switch SuperNAP con 325.00 metros cuadrados, en el Estado de Nevada es uno de los centros de datos más importantes del mundo. Ubicado en la ciudad de Las Vegas, opera con dos fines principales: que Nevada tenga una mejor conexión digital y evitar desastres naturales.